Proteínas vegetales: cómo combinarlas para obtener los aminoácidos necesarios y receta.

incompletas 2

Las proteínas son las sustancias que más trabajan en nuestro organismo, y cumplen muchas funciones, entre ellas, está el crecimiento de nuestro pelo, se encuentran en todas las células, ayuda a mejorar la resistencia a las infecciones y traumatismos, ayuda a la cicatrización de las heridas, aumenta la resistencia de la masa muscular, funciona como reparadoras de las células, etc. Todas estas funciones mencionadas necesitan de proteínas, un total diario de un gramo por kilo de peso corporal.

Para que se puedan realizar todas estas funciones, nuestro organismo transforma a las proteínas en aminoácidos. Se conoce como proteínas completas a aquellas que aportan todos los aminoácidos que necesita el organismo. La leche y el huevo son proteínas completas, las de origen vegetal son incompletas, sin embargo al combinarse se transforman en proteínas completas.

COMBINACIONES PROTEICAS:

Legumbres más cereales (ejemplo lentejas con arroz, cuscús con garbanzos, soja con arroz, garbanzos con pan)
Frutos secos y semillas más lácteos vegetales (leche de soja o almendra con avena y frutos secos)
Legumbres con frutos secos (Garbanzos con piñones, lentejas con nuez, humus)
Cereales integrales más lácteos vegetales (arroz o avena con leche de soja y frutos secos)
Frutos secos y semillas más cereales integrales (ensalada de arroz con frutos secos, pasta con nueces)

En estas combinaciones tienes todas las proteínas necesarias.

RECETA: ¿Cómo preparar legumbres?

Dejarlas en remojo toda la noche, esto disminuye el tiempo de cocción.
1 taza de legumbres, por 4 de agua, es importante no agregar sal en la cocción porque puede endurecerlas.
2/3 cm de alga kombu
Agua caliente(tenerla a mano ya que si se consume todo el líquido en la cocción y necesitamos agregar, esta agua debe estar caliente ya que de lo contrario puede endurecer la legumbre).
Al final de la cocción ,las legumbres deben quedar cremosas.
Si deseamos hacer garbanzos es aconsejable dejarlos más tiempo en remojo, cambiando una vez el agua, si es verano dejarlos en la nevera hasta que se haya cumplido el tiempo, ya que estos fermentan muy rápido.
Poner las legumbres con el agua en una cacerola de acero, barro, no en aluminio, agregar el alga y si se desea unas hojas de laurel. Poner a fuego fuerte y cuando  rompa el hervor,   bajar al mínimo y tapar, controlar que tenga liquido hasta que estén bien blandas. Ahora que es verano se pueden comer en ensalada, simplemente con un poco de sal, pimienta aceite de oliva virgen extra y unos frutos secos o arroz para que la proteína sea completa.