Los 18 principios de la evolución – La Culpa / El Elogio

2- DEJEMOS DE CULPAR A LOS DEMÁS Y A NOSOTROS MISMOS

El próximo paso consiste en dejar de culpar a los demás y dejar de culparse a sí mismo. El camino de la evolución es un viaje hacia el Ser y cuando se está ocupado culpándose a sí mismo, no será posible acercarse al Ser. No se sentirá la atracción hacia él. Si no nos movemos hacia el Ser, hacia el espíritu, nuestro camino estará dirigido a la materia. La alegría que se obtiene de la materia nos llegará a cansar. La alegría que se obtiene del espíritu es renovadora.

Encontraremos defectos dentro de nosotros, pero no es necesario que nos culpemos por ellos. Cada vez que nos culpamos nos sentimos obligados a culpar a otro, porque la auto culpa no dura mucho tiempo. Siempre buscamos la manera de endosar la culpa a otro y esto hace que surja el odio, cada vez que se culpa a otro nos preparamos para la auto culpa. Hoy día se reparte tanta culpa que se empaña la conciencia del mundo entero.

formas de Elogiar a Alguien3- ELOGIA A LOS DEMÁS Y A TI MISMO

El tercer principio es elogiarse a sí mismo y elogiar a los demás. El elogio a los demás va un paso más allá de no culpar a los demás. El elogio enciende el espíritu y la presencia del espíritu enaltece, eleva al otro y a todo el medio ambiente. Al elogiarse a sí mismo o a otro, se crea por dentro un espacio que está lleno de alegría.

Si nos podemos elogiar no necesitamos que los demás lo hagan. Con frecuencia pensamos que elogiarnos a nosotros mismos es ego, pero de hecho el ego no puede elogiarse a sí mismo. Por el contrario, el ego desea recibir elogio de los demás. Debemos comprender que todo elogio le llega a Dios. Si se dice que tienes los ojos bonitos ¿Quién los hizo? Todos los elogios van dirigidos a Dios, al Hacedor.

El acto de elogiar desarrolla la conciencia porque algo por dentro se abre. Culpar contrae la conciencia. A nivel espiritual hay una expansión de la conciencia, de la mente, no queremos ir en contra de ello culpando. Elogiar sinceramente a alguien produce una sensación de bienestar.

Sri Sri Ravi Shankar

 

Los 18 principios de la evolución – Confianza

Cuando le prestamos atención al aspecto espiritual de nuestra vida, surge en nosotros una responsabilidad, un sentido de pertenencia, compasión y cuidado por la humanidad entera. El espíritu apoya y sostiene la vida y nos hace fuertes y sólidos. Rompe las débiles fronteras de la casta, credo, religión y nacionalidad y nos hace conscientes de la vida que está presente en todas partes. Es solo a través de este conocimiento, de este despertar de la conciencia, que se pueden eliminar las guerras y se pueden restaurar los derechos humanos en el mundo de hoy.

¿Cómo se pueden lograr estas cosas? ¿Cuáles son los principios más importantes para la evolución? A lo largo de las próximas semanas iremos repasándolos uno a uno

1- CONFIANZA

El primer paso en el camino de la evolución es tener confianza en sí mismo. Si no se tiene confianza no se logra nada. La duda es lo opuesto a la confianza. Una vez que se elimine lo negativo, se puede apreciar que lo positivo ya ha sucedido. Cuando se aclaran las dudas aparece la confianza, así que para ganar confianza, es preciso entender lo que es la duda.

La duda siempre es por algo que es positivo. Nunca se duda de algo que es negativo. Esto lo sabemos todos por experiencia propia. Podemos dudar de la honestidad de alguien pero nunca de la deshonestidad. Se duda de la bondad de otras personas pero nunca de sus defectos. Si alguien nos dice “Te amo mucho”, respondemos “¿De verdad?”, pero si alguien te dice “Te odio” nunca le preguntas ¿De verdad?”

Nuestra duda cuestiona lo que es bueno y con seguridad afirma lo que es negativo. Es necesario comprender que si se duda es porque hay algo bueno presente. La duda vista de esta manera, proporciona un medio para seguir adelante. No estoy diciendo que la duda se deje a un lado. ¡Duda tanto como puedas! Dedícale toda tu atención. Eso ayudará a salir de ella. Una vez que se cruce esta barrera de la duda, se podrá progresar aún más.

Sri Sri Ravi Shankar

confianza