La mente, cómo superar la negatividad y la tristeza…

pesimismoLa mente vive en “más”. Te sientes triste por ese deseo de “más, más”.
Para superar la aversión, el odio, los celos, la atracción o los enredos, tienes que ir hasta el átomo. Ir hasta el átomo implica aceptar una diminuta parte de eso. Puede llegar a ser difícil el tener que aceptar algo que no te agrada pero definitivamente puedes aceptar una pequeña parte de lo que no te agrada, un átomo. En el momento en que aceptas ese átomo, veras que ocurre un cambio. Este cambio necesita ser realizado en un estado meditativo.
Supón que amas a alguien. Y quieres “más y más” de él o ella. Así no hay satisfacción. Toma solo un átomo de esa persona y eso será suficiente para brindarte satisfacción. Aunque el río sea extenso; solo un pequeño sorbo sacia tu sed. La Tierra tiene tanta comida; pero solo un poco satisface tu apetito. Todo lo que necesitas es un poco. Acepta un poco de todo en la vida y eso te brindará satisfacción.
Y recuerda la negatividad no puede mantenerse sin algo de donde aferrarse. El positivismo y la felicidad pueden existir sin ninguna razón.
La mente vive en busca de donde aferrar su negatividad. Esto perpetúa el maya. La planta trepadora de la negatividad necesita un soporte para crecer. Sin embargo, la negatividad o la aversión por una persona pueden garantizar un camino de ida al infierno. No se necesita de nada más. La negatividad es un indicador para que te traslades a tu centro y para que amplíes tu visión a la inteligencia cósmica. En vez de enfocar tu atención en donde se aferra la negatividad, fíjate en la semilla de esa negatividad. Con la meditación, el silencio y el kriya, la fuente de la negatividad es cortada de raíz.

Más conocimiento de Sri Sri Ravi Shankar aquí

¡Qué los ruidos no te quiten la paz mental!

meditacion_1Es obviamente ideal meditar en un lugar tranquilo, por ejemplo, a la mañana temprano, cuando todos están durmiendo, pero ese mundo perfecto y apacible podría no existir. Prestemos atención a algunos consejos que pueden ayudar a meditar aún en medio del ruido. Para aquellos que meditan regularmente, estos consejos para meditar pueden ayudarles a lograr a una mejor experiencia.

¿Cómo hacer con los ruidos externos?
Es muy importante estar consciente del ruido en tu entorno. Una vez que estás consciente, gradualmente lleva tu atención al ruido en el ambiente y observa cada sonido. Esto trae tu mente al momento presente y hace que sea más fácil aceptar el ruido (la aceptación sólo se produce en el momento presente). Una vez que lo aceptas, tu mente se tranquiliza y llega un punto en que trasciendes el ruido, y deja de molestarte.

¿Cómo aquieto el ruido dentro de mi mente?
Hacer un poco de ejercicio físico como posturas de yoga, te ayudarán a liberar la inquietud en tu cuerpo y en tu mente. Esto te traerá quietud en el cuerpo y silencio en la mente.
Hacer unos pocos minutos de pranayama también producirá efecto positivo.
Seguir una dieta vegetariana con verduras verdes, frutas, legumbres y granos, es aconsejable para una mejor experiencia.
Otra vez, la llave está en aceptar. Normalmente, cuando nuestra mente está llena de pensamientos sin fin, o tratamos de resistirlos, o entramos en una charla constante con nosotros mismos, porque esos pensamientos vuelven una y otra vez. (¡Lo que resiste, persiste!) Pero, cuando aceptamos los pensamientos a medida que llegan, trascendemos la consciencia como testigo. Esto trae la mente al momento presente y nos ayuda a aquietarnos.

¡Sigue las AOA!
De esta manera, el secreto resumido en una línea es Estar Atento (A), Observar (O) y Aceptar (A). Así puedes trascender, y emerger con una sonrisa inquebrantable.

Inspirado en las charlas de sabiduría de Sri Sri Ravi Shankar

Gráficas por Niladry Dutt