Aguacate: beneficios y recetas simples y sin cocción necesaria

La característica alimentaria principal de este fruto es su riqueza en grasas que llegan en algunas especies al 30%, pero que normalmente se mueven entre un 10 ó 15%. Estas grasas están formada por ácidos grasos insaturados, (ácido oleico fundamentalmente) que contrarrestan los efectos perniciosos de las grasas saturadas contenidas en los aceites animales ayudando a evitar la formación de colesterol, reduciendo el riesgo de sufrir alguna enfermedad vascular, como infartos o hemorragias cerebrales.
También presenta un alto contenido en lecitina, necesaria en el metabolismo de las grasas y muy útil en la lucha contra el colesterol y la prevención de la arteriosclerosis. Hay que destacar la importancia de este tipo de grasas en la prevención o tratamiento de enfermedades como el alzheimer, la depresión o la esclerosis multiple.
El aguacate es muy rico en vitamina D, necesaria para regular la absorción de calcio y fósforo en el cuerpo e impedir la fragilidad de los huesos y de los dientes, y vitamina E, un potente antioxidante necesario para el buen funcionamiento del corazón.
Es muy rico en potasio, por lo que equilibra la ingestión de otros productos ricos en sodio y contribuye a un buen estado del sistema nervioso. Por su riqueza en cobre resulta ideal para aumentar la producción de glóbulos rojos y es muy adecuado en personas con anemia, para aumentar la fertilidad o para las personas que tengan problemas en la piel o en el cabello.
Presenta también cantidades considerables de magnesio, calcio y hierro.

RecetaS:

El aguacate puede comerse en ensalada o solo, con un poco de sal y aceite, utilizarse de guarnición o realizar mayonesas para dips simplemente procesándolo, es un alimento muy simple de preparar, pero aquí van dos opciones menos conocidas, gazpacho de aguacate y pastel de aguacate (pocos saben, pero el aguacate es una fruta en realidad y queda muy bien en recetas dulces también). Ambas recetas son muy simples, se pueden preparar en minutos y no requieren de cocción, lo que las hace ideales en verano.

PASTEL DE AGUACATE

334fdd77e9d8c023b1cd793a39d91b61Ingredientes
2 aguacates
1 y 1/2 taza de nata para montar
3/4 taza de azúcar de caña
175 gr. de queso blanco cremoso
1/2 taza de zumo de limón
1 rulo de galletas
Mantequilla

Preparación:

1. Triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla fundida hasta que quede una pasta compacta. Extender en un molde para tarta y refrigerar unos 30 minutos.
2. Montar la nata bien fría con el azúcar y reservar.
2. Colocar la pulpa de aguacate y el queso en batidora y triturar hasta obtener una crema suave. Agregar el jugo de limón y seguir batiendo. Mezclar con la nata. Verter la crema en un bol y congelar.
3. Después de 45 minutos, retirar la mezcla del congelador y la batirla vigorosamente con una unas varillas para que quede cremosa. Devolver al congelador. Repetir la operación de batido cada 30 minutos hasta obtener la consistencia de un helado suave.
4. Colocar el helado sobre la costra de galleta y servir.

 

GAZPACHO DE AGUACATE

gazpacho_aguacate_tomateIngredientes
3 aguacates
½ calabacín
½ pepino
2 puñaditos de canónigos
1 diente de ajo
1 cebolla tierna
30 gramos de miga de pan
Pimienta negra, sal y cebollín a gusto
Un chorrito de nata líquida
Zumo de limón
Vinagre de Módena y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
Procesar los aguacates, el calabacín, el pepino, la cebolla y el diente de ajo, todo pelado y troceado.
Añadir también los canónigos, la miga de pan remojada en agua, la nata, un chorrito de vinagre de Módena, aceite de oliva, pimienta negra y sal. Tritura y después agrega un poco de agua para obtener la textura deseada en el gazpacho, rectifica de sal si fuera necesario y reserva en el frigorífico hasta el momento de servir.
Se puede presentar con croutons, el cebollín picado, rodajas de tomate y huevos hervidos a gusto.