Consejos para la estación fría

El Invierno trae consigo la caída de la temperatura, el viento frío puede llevar a un desequilibrio de las doshas VATA (aire-espacio) y KAPHA (tierra-agua). Dicho desequilibrio puede causar:

  • Estreñimiento/formación de gases
  • Cansancio
  • Falta de sueño
  • Piel seca
  • Retención de líquidos
  • Pesadez

También durante el Invierno aumenta el Agni o fuego digestivo, lo que conlleva un aumento del apetito. Así que aumentamos la frecuencia con la que comemos, lo que hace aconsejable vigilar el tipo de comida que tomamos para cuidar nuestra digestión durante esta estación.

  • La gente de constitución Kapha debería cuidarse especialmente en Invierno, ya que son bastante propensos a resfriados y catarros. La infusión de jengibre les sienta muy bien. También es recomendable tomar menos cereales secos durante esta estación.
  • El cuerpo se contrae instintivamente por el tiempo frío. Un masaje con aceite templado ayuda a relajar los músculos.
  • Cuídate con aromaterapia: una lámpara de aceite con aceite esencial de eucalipto ayuda a la respiración y a liberar la congestión en la zona del pecho y la garganta.
  • Según el Ayurveda, se deben evitar las siestas en Invierno. Dormir demasiado causa pereza y lentitud en el cuerpo. Asegúrate de dormir 6-8 horas por la noche. Antes de acostarte, haz gárgaras con agua templada y una pizca de cúrcuma y sal, hazlo todos los días o en días alternos.
  • Durante esta estación se recomiendan comidas con leche, mantequilla o ghee (mantequilla clarificada). Es bueno tomar sopas, vegetales cocidos, arroz o incluso la avena si está cocida: todos estos alimentos ayudan a templar tu cuerpo.
  • Los frutos secos como las almendras, los anacardos, nueces y pistachos (tomados de vez en cuando) son un buen suplemento alimenticio cuando hace frío. También lo son los dátiles, higos, espinacas y verduras de hoja verde. 

En el taller de Cocina Ayurveda de Invierno aprenderás:

  1. Cuáles son los 5 elementos y cómo se agrupan en doshas
  2. Cuál es tu dosha (constitución natural) y alimentación apropiada para ti
  3. Recetas fáciles para mejorar la digestión y subir la energía en Invierno
  4. Infusiones de hierbas y especias (específicas para cada dosha) para eliminar líquidos y mejorar el metabolismo Captura de pantalla 2017-11-29 a las 13.15.55

Info/inscripciones:elartedevivirmadrid@gmail.com/649069596

 

 

 

 

 

 

 

Menu ayurveda para estas fiestas

Este menú es especial para cuidar Vata, dosha predominante en invierno, por lo que en esta época será apto para todos, cuidando el equilibrio de los elementos, fácil de preparar y ante todo, ¡delicioso!

Entrante: Pate de anacardos y dip de aguacate

Para el dip de aguacate batir

• 2 aguacates maduros
2 cucharadas de cilantro fresco
1 cucharadita de cáscara de limón
•  Jugo de una lima
¼ cucharadita de comino molido
• Sal de Himalaya y pimienta a gusto

Para el paté de anacardos: Pon los ingredientes en una batidora o procesadora de alimentos con la mitad del agua. Bate hasta que quede una mezcla homogénea sin grumos, añade un poco más de agua si quieres que el resultado final sea más líquido.

pate-anacardos-sincolorantes-ayurveda

140 grs de anacardos crudos remojados 2 horas
1/2 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de sal de Himalaya
1 dado de jengibre fresco en rodajas
hasta 1/2 taza de agua
2 cucharadas de hojas de cilantro fresco picado

 

Presentar en la mesa con palitos de zanahoria y apio.

Primer plato: Crema de Calabaza

crema-calabaza-zanahoria-5.jpg

 

Ingredientes:

• 1 cucharada de aceite de oliva
• Especias: comino y asafétida a gusto
• 1/2 kilo de calabaza
• 70 ml de leche de avena
• 1 cucharadita de coco rallado
• Sal natural marina, pimienta
• Perejil o cilantro picado fino

 

1- Cortar la calabaza en pequeños cubos
2- Preparar un sofrito con el aceite y las especias, agregar la calabaza.
3- Cubrir con agua y cocinar unos 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.
4- Retirar, escurrir y batir agregando la leche de avena hasta tener la consistencia deseada.
5- Agregar el coco rallado, corregir de sabor con la sal y la pimienta a gusto.
6- Servir caliente. Decorar con perejil o cilantro picado

 

Segundo plato: Arroz Frito

Ingredientes:
• 4 cucharadas de aceite de sésamo
• 1 cucharadita de jengibre
• 1/2 cucharadita de asafétida
• 1/4 de taza de apio
• 1/4 de taza col
• 1/2 pimiento rojo
• 1/4 de taza de guisantes cocinados
• 1/4 de taza de brotes de soja
• 1/4 de taza de tofu firme desmenuzado
• 3 cucharadas soperas de salsa de soja
• Sal del himalaya y pimienta a gusto
• 2 tazas de arroz basmati

1- Deja el arroz cocido y las verduras cortadas pequeñas.
2- A última hora calienta el aceite de sésamo en un wok a temperatura media.
3- Saltea el jengibre y la asafétida en aceite durante un minuto.
4- Añade el apio y la col y saltéalo un par de minutos.
5- Añade los pimientos, los guisantes, y los brotes y saltéalos otro minuto.
6- Añade el tofu, la salsa de soja, la sal y la pimienta
7- Añade el arroz frío y remueve hasta mezclar todos los ingredientes
8- Servir caliente

Postre: Manzanas asadas

• 2 manzanas
• 20 g. de pasa
• 4 nueces
• 4 cucharaditas de azúcar de caña
• Canela en polvo

Cortar la manzana por la mitad, sacar tronco y semillas, llenar con las pasas, nueces y azúcar, cocinar en una fuente en mantecada en horno 15 o 20 minutos. Servir tibio. Se puede acompañar de crema de coco.

Bebidas: Sangría sin alcohol ni azúcar para la comida y ginger ale para brindar

Para la sangría:
• 4 tazas de mosto (1 litro)
• ¼ de taza de arándanos (40 gramos)
• 1 taza de zumo de naranja (250 mililitros)
• El zumo de 1 lima
• 2 naranjas
• 2 plátanos
• 2 limas
• 2 melocotones
• ¾ de taza de arándanos (120 gramos)
1- En una batidora batimos el mosto con ¼ de taza de arándanos (40 gramos) a baja potencia hasta que los arándanos queden bien batidos y el mosto esté rojo. Echamos la mezcla en un recipiente, jarra o bol.
2- Añadimos el zumo de naranja y el zumo de lima y removemos para que se integre con la mezcla anterior.
3- Cortamos las frutas en trocitos (las naranjas, los plátanos, las limas y los melotocones). Reservamos.

4- Ponemos hielo en el recipiente en el que vayamos a dejar macerando la sangría. Añadimos la mezcla líquida, la fruta picada y los arándanos. Removemos y dejamos reposar al menos dos horas en la nevera.

Para el Ginger Ale mezclar los siguientes ingredientes 48 hs antes de servir:

• 1 taza (200 g) jengibre fresco pelado y picado
• 1 taza (225 g) azúcar de caña
• 1 taza (225 ml) agua
• Unas cuantas gotas de zumo de lima

Antes de servir colar y mezclar el sirope con agua con gas. Decorar con gajos de lima.

Para el brindis: Bolitas de Mazapan

bolitacoco

• 75 g de almendras crudas sin salar
• 50 g de pasas
• 75 ml de ghee (3 cucharadas)
• 25 g de coco rallado o algarroba
• 1 cdita. de canela en polvo
• 1/2 cdita. de jengibre en polvo
• 1/2 cdita. de cardamomo molido

1- Picar las pasas en una picadora o molinillo de café hasta obtener una mezcla no muy fina y trasladar a un cuenco. Triturar a continuación los frutos secos hasta conseguir una mezcla muy fina. Incorporarlos al cuenco. Añadir el ghee y mezclar bien.
2- Formar bolitas con la mezcla y rebozar de coco o algarroba.

Nutrición Ayurveda para Otoño/Invierno

Health FoodNuestra naturaleza (o dosha) responde a los cambios de estación. Ya sea tu dosha principal Vata, Pitta o Kapha, las propiedades de esa dosha se elevarán en función de la estación en que estemos.

La estación Vata va desde el Otoño hasta los meses más fríos del Invierno, desde donde cambiará paulatinamente a Kapha (variando según las condiciones climáticas del punto geográfico en que te encuentres). Generalmente, el Otoño tiene más características de aumento de Vata y el final del Invierno más energía Kapha.

Vata es la responsable de mover y agitar las tres constituciones. Al estar asociada a los elementos aire y espacio, Vata es la fuerza principal que controla todo en el cuerpo. En Sánscrito se dice: “igual que una nube no puede moverse sin la ayuda del viento, pitta y kapha no se pueden mover sin la ayuda de vata”.

Vata controla todos los movimientos en el cuerpo, incluyendo la circulación de energía, de la sangre, las hormonas, el movimiento de las articulaciones, el movimiento muscular, la coordinación neuro-muscular y el flujo de pensamientos y emociones.

En Otoño, a medida que bajan las temperaturas, es más fácil que Vata se desequilibre (incluso si nunca la has tenido desequilibrada). Los síntomas pueden ser:

  • sequedad en la piel, ojos o pelo
  • estreñimiento o acumulación de gases
  • poca fuerza, cansancio, baja vitalidad
  • sueño ligero o falta de sueño
  • ansiedad y estrés

La comida es el factor principal para equilibrar Vata, y es importante entender sus efectos. Los alimentos fríos, los congelados, las legumbres grandes y los sabores amargos, astringentes y picantes empeoran Vata. Los alimentos dulces, ácidos y salados, cocinados con aceite o ghee (mantequilla clarificada) ayudan a equilibrar Vata.

El Ayurveda recomienda:

canela-anis

  • comidas calientes, cremosas y suaves
  • añadir mantequilla y grasa
  • sabores salados, ácidos y dulces
  • comer en un ambiente tranquilo
  • leche caliente, mantequilla, purés vegetales calientes, cereales cocidos
  • desayunos nutritivos
  • las legumbres agravan Vata por lo general, puedes tomar soja verde
  • algo dulce con un té Vata a las cuatro de la tarde
  • jengibre y especias como la canela, el hinojo y el cardamomo
  • frutas dulces y maduras (las mejores mango y uvas verdes, también aguacate, plátanos, naranjas o piña)
  • vegetales cocinados con un poco de aceite (espárragos, remolacha, zanahorias, boniato, calabacín)
  • beber agua templada, nunca fría
  • todos lo que endulce es bueno, excepto el azúcar blanca

 

 

3 consejos ayurveda para el otoño

otoño-ojo-seco.jpg
En otoño es cuando aire y éter más se presentan en nuestro entorno (el viento, la sequedad, las hojas que caen). Aunque no seamos conscientes nuestro entorno nos afecta y en consecuencia estos elementos crecen en nuestras mentes y cuerpos, elevando el vata en nosotros.

En la mente vata se expresa como: nerviosismo, ansiedad, incapacidad para concentrarse o terminar una tarea, insomnio y habla excesiva.

En el cuerpo: estreñimiento, gases, dolores articulares, rigidez, sequedad de las membranas (ojos, nariz, también la piel), falta de apetito, movimientos superfluos constantes e innecesarios.

Estos síntomas suelen disminuir una vez avanzado el otoño, pero si ya tenías desequilibrio en vata estos síntomas pueden, por el contrario, agravarse.

Ahora, no todo lo que trae Vata es negativo: permite la creatividad, la espontaneidad y nos aligera. En la vida necesitamos el aire y el espacio ¿Pero lograr equilibrarlo?

Afortunadamente, el Ayurveda ofrece un montón de herramientas para equilibrar vata

1. dieta

11803723-sopa-de-verduras-frescas-con-zanahoria-patata-y-guisante-verde.jpg

Para calmar el vata, lo mejor son los alimentos cocinados y comerlos aun calientes. Este no es el momento del año para crudos ni ensaladas. Mira que verduras están en temporada donde vives y cocina los alimentos con aceites de alta calidad (de sésamo, girasol, semilla de uva, oliva y lo más recomendable, ghi).

 

Por ejemplo: Cazuelas de alimentos integrales, sopas y verduras al horno. Trate de evitar procesados, cocinar al microondas, alimentos pre-cocinados, etc. Como regla general: fresco es mejor que congelado, congelado es mejor que la enlatado.

También es recomendable beber agua caliente durante todo el día y disfrutar de tés especiados (no con cafeína), la cafeína va a agravar vata.
 

2. Movimiento
office-gym-ejercicio-silla-E.jpg

Vata se pacifica por el calor, por lo que crear un poco de calor interno a través del movimiento lo equilibra.
Sin embargo movimientos frenéticos, con saltos, donde la música sea fuerte o al aire libre con viento no serán de utilidad. Lo mejor son movimientos fluídos como en la práctica de yoga.
Respirar con ujjayi también es altamente recomendable.

3. Estilo de Vida
multitasking-woman.jpg
Hablar por teléfono, conducir (esperemos que no sea al mismo tiempo), pasar mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador… todo esto agrava vata.

Y no podemos dejar de trabajar en otoño, sin embargo, se puede equilibrar esas cosas que agravan vata con las cosas que la pacifican. Por ejemplo, si trabajas en un ordenador la mayor parte del día puedes detenerte cada hora y tomar 10 respiraciones profundas con ujjayi y  cada dos horas detenerte 5 minutos y hacer un poco de yoga en la silla, levantarte y caminar e incluso salir a tomar al aire si el trabajo te lo permite.

Vata necesita una rutina para encontrar tierra firme, al mismo tiempo cuando vata prevalece más nos cuesta concentrarnos y seguir con la rutina. Por lo que en esta época planificar el día es increíblemente útil para nuestra salud y para lograr no perder eficiencia. Y si se puede desarrollar una rutina que incluya tiempo para cortar el día y relajarse cuanto mejor (salir a caminar, tomar un té, comer una comida hecha en casa, leer, etc.).

 

LOS SEIS SABORES DEL AYURVEDA Y SUS BENEFICIOS (Incluye menú)

El Ayurveda tiene cuatro preguntas básicas:

pitta-kapha-vata-1.jpg

¿Qué es bueno para tu cuerpo?

¿Qué no es bueno para tu cuerpo?

¿Qué te hace feliz?

¿Qué te pone triste?

Como todos sabemos, los alimentos se pueden situar en los cuatro aspectos de esas categorías. Es por eso que la alimentación en Ayurveda es lo más importante.

El Ayurveda lo hace de forma diferente a la que estamos acostumbrados a ver en el mundo de la nutrición: toma en consideración cómo sabores y especias afectan a nuestra salud y bienestar.

El Ayurveda observa cómo diferentes sabores afectan a los diferentes tipos de constitución. Basándose en esta clasificación, el Ayurveda presenta cómo equilibrar tu sistema a través de los alimentos incorporando ciertos sabores a nuestras comidas.

En Ayurveda existen seis sabores: dulce, ácido, salado, picante, amargo y astringente. Todos estos sabores tienen diferentes beneficios, pero ten presente que los beneficios se pueden convertir en inconvenientes dependiendo de tu tipo. Demasiado o demasiado poco de estos alimentos puede causar impurezas en el cuerpo que causan una salud débil.

Una muestra de cada sabor con ejemplos y beneficios:

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.02.43

Ejemplos: cereales, féculas, azúcar, miel, fruta.
Beneficios: te enraizan, refrescantes, nutritivos, fortalecen, ayudan a la longevidad y estupendos para ganar peso.

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.02.03

Ejemplos: bayas, cítricos, vinagre, queso, yogurt.
Beneficios: templan, estimulan el apetito, te conectan, mejoran la digestión y mejoran la eliminación.

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.01.35

Ejemplos: salsa de soja, sal común y sal marina.
Beneficios: te enraizan, humectantes, ayudan a calentar, a ganar peso, a retener el agua y mejoran el equilibrio apropiado de los electrolitos.

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.02.34

Ejemplos: berza, lechuga romana, remolacha, brócoli.
Beneficios: refrescantes, calmantes, secantes, limpian el cuerpo.

 

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.02.17

Ejemplos: chiles, cayena, pimientos.
Beneficios: mejoran el apetito, despejan la nariz, estimulan la circulación sanguínea, despiertan los sentidos.

 

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 15.01.53

Ejemplos: piel de uva, manzanas verdes, alubias secas, lentejas, higos, té.
Beneficios: refrescantes, ralentizan la digestión, secantes, aligeran el cuerpo.

¿Cómo afecta el sabor al biotiopo?

Cualquier combinación de estos sabores puede causar beneficios o inconvenientes dependiendo de tu dosha. Probablemente todos hemos visto cómo diferentes comidas afectan a personas diferentes, y éste es uno de los pocos enfoques de la nutrición que trata de por qué alimentos diferentes afectan a las personas de manera distinta.

Si no tienes claro cuál es tu dosha hay muchos test disponibles en internet. Aquí hay una auténtica prueba de dosha que te dará una visión no sólo de cuál es tu dosha, sino también de lo equilibrado que estás con tu dosha.

Vata:

Sabores que quieres: dulce, ácido, salado.
Sabores que no quieres: astringente, amargo, picante.

Pitta:

Sabores que quieres: dulce, amargo, astringente.
Sabores que no quieres: ácido, salado, picante.

Kapha:

Sabores que quieres: picante, amargo, astringente.
Sabores que no quieres: dulce, ácido, salado.

¿Cómo introducir los seis sabores?

Más allá de contar sólo calorías y colesterol.

Alguna vez has tomado una comida saludable y te has sentido insatisfecho al final? Y una comida pesada que te dejó sintiéndote cansado y abotargado? La idea detrás de equilibrar los seis sabores es que ayudará a nuestro cerebro a procesar la comida de tal manera que sólo comamos la cantidad adecuada.

Cuando comemos, nuestro cerebro trabaja constantemente en el proceso biológico y mental. Cuando tenemos hambre, lo primero que ocurre es que nuestro cerebro manda un mensaje a nuestro cuerpo. Cuando comemos, los brotes de sabor informan al cerebro de qué tipo de alimentos estamos comiendo.

Cuando no comemos los seis sabores nuestro cerebro piensa que no hemos recibido una cantidad adecuada de nutrientes. La falta de los seis sabores normalmente lleva a un desequilibrio en la nutrición.

Lo primero, si tu cerebro no cree que has tenido suficientes tipos de alimentos le envía una señal a tu cuerpo para que continúe comiendo. Si sólo comes un tipo de comida tendrá como resultado que comerás más y más hasta que estés atiborrado, debido al hecho de que la comida no estaba bien equilibrada, no sentirás que has hecho tu labor comiendo. Al comer los seis sabores, sentirás rápidamente que te sacias y al mismo tiempo te sentirás lleno después.

Ejemplo de menú rápido y fácil

Incorporar los seis sabores es mucho más simple de lo que la gente pueda pensar. Aunque puedas necesitar pensar un poco más en planear la comida al principio, pronto de das cuenta de que un montón de alimentos básicos tienen naturalmente seis sabores. Aquí hay un ejemplo, de comida y cena, con un toque mediterráneo, para darte una idea de qué comida con seis sabores podría incluir:

Comida: sándwich de albahaca, mozarella y tomate.

Dulce: pan integral; ácido: tomate; salado: mostaza para sándwich; picante: queso; astringente: albahaca, germinados; amargo: lechuga.

Cena: pasta con salsa de tomate.

Dulce: pasta; ácido: salsa marinara;  salado: sal de mesa; picante: pimientos; astringente: albahaca y laurel; amargo: espinacas.

Es un arte adaptar las comidas a cada biotipo para conseguir equilibrio. Para conseguir los mejores resultados, recomendamos consultar a un profesional que valore tu tipo ayurvédico y tus necesidades nutricionales. Y ahora hay muchos libros de cocina disponibles en internet para especializarte en recetas ayurvédicas y menús.

Detoxifícate con ayurveda (incluye receta)

detoxTodos conocemos esa sensación allá por Año Nuevo: una cierta flojera, cansancio e incluso empachado, porque el día antes cenaste tu buena ración de cordero, más los entremeses, más los turrones y, cómo no, cuatro o cinco copas de vino y alguna de cava…

Si sientes la necesidad de revitalizar tu cuerpo, puedes probar una serie de sencillas recetas ayurvédicas y, en poco tiempo, aquellas comilonas serán un recuerdo lejano.

El estrés, los malos hábitos a la hora de comer y la contaminación son sólo algunas de las razones para acumular toxinas en nuestro cuerpo y mente. No sólo debilitan nuestra digestión, creando las condiciones perfectas para desarrollar una enfermedad,  sino que afectan significativamente a nuestro bienestar mental y emocional.

En el Ayurveda, tener buena salud y longevidad dependen de nuestra capacidad para digerir bien los alimentos y eliminar las toxinas de forma eficaz. Y así diseñan un plan que, junto con un poco de yoga, es seguro, natural y adaptado a las necesidades particulares de cada persona.

Cuando comemos apropiadamente y seguimos un estilo de vida que nos viene bien, aumentamos nuestras posibilidades de mantenernos en forma, sanos y felices en la vida. Nuestra naturaleza física, o constitución innata, se dice con muchos nombres en sánscrito. A menudo, palabras como dosha o prakriti se usan para designar nuestra naturaleza.

Las tres naturalezas principales son vata, pitta y kapha. Conocer tu constitución natural es importante porque te dice qué alimentos, hierbas y estilo de vida son mejores para tener salud.

Vata- ligero, rápido, flexible

Pitta- agudo, fuerte, activo

Kapha- pesado, lento, constante

Los que han nacido con más elemento aire o espacio tienen constitución vata. Normalmente, una persona vata será delgada, más habladora, inquieta. Acostumbran a ser de poco peso, piel seca, uñas quebradizas, pelo fino y ojos pequeños y ligeramente hundidos. Sus articulaciones pueden hacer ruido al andar. Tienen problemas para ganar peso y tienden a ser delgados.

La gente pitta nace con constitución más caliente, contienen más elemento fuego.

Generalmente una persona pitta es activa, de buena apariencia, perfeccionista, dinámica, inteligente e irritable. Los pitta pueden tener cualidades de líder, una constitución mediana, fuerte personalidad y olfato fino. Debido a la desafortunada facilidad con que una persona pitta se desequilibra, las canas prematuras o pérdida de pelo son comunes.

Kapha indica el predominio de los elementos agua y tierra. Las personas con constitución kapha son normalmente tranquilas, relajadas, alegres y fornidas. Entre otras cualidades se incluyen una complexión gruesa, pelo oscuro, ojos grandes con sombra blanca alrededor y dientes prominentes, brillantes y blancos.

En base a estos tipos diferentes de constitución, el Ayurveda aborda de forma diferente el mundo de la nutrición: toma en consideración cómo sabores y especias afectan a nuestra salud y bienestar.

En Ayurveda existen seis sabores: dulce, ácido, salado, picante, amargo y astringente. Todos estos sabores tienen diferentes beneficios, pero ten presente que los beneficios se pueden convertir en inconvenientes dependiendo de tu tipo.

Dulce (por ejemplo: cereales, féculas, azúcar, miel, fruta)
Beneficios: te conectan, refrescantes, nutritivos, fortalecen, ayudan a la longevidad y estupendos para ganar peso

Ácido (por ejemplo: bayas, cítricos, vinagre, queso, yogurt
Beneficios: templan, estimulan el apetito, te conectan, mejoran la digestión y mejoran la eliminación

Salado (por ejemplo: salsa de soja, sal común y sal marina
Beneficios: te conectan, humectantes, ayudan a calentar, a ganar peso, a retener el agua y mejoran el equilibrio apropiado de los electrolitos

Amargo (por ejemplo: berza, lechuga romana, remolacha, brócoli)
Beneficios: refrescantes, calmantes, secantes, limpian el cuerpo

Picante (por ejemplo: chiles, cayena, pimientos)
Beneficios: mejoran el apetito, despejan la nariz, estimulan la circulación sanguínea, despiertan los sentidos

Astringente (por ejemplo: manzanas verdes, alubias secas, lentejas, higos, té
Beneficios: refrescantes, ralentizan la digestión, secantes, aligeran el cuerpo.

Cualquier combinación de estos sabores puede causar beneficios o inconvenientes dependiendo de tu dosha. Probablemente todos hemos visto cómo diferentes comidas afectan a personas diferentes, y este es uno de los pocos enfoques de la nutrición que trata de por qué alimentos diferentes afectan a las personas de manera distinta.

Si quieres aprender recuperarte de los excesos navideños de forma fácil y natural, consúltanos en elartedevivirmadrid@gmail.com : tenemos remedios a base de plantas que te ayudarán a limpiarte y perder peso sin efectos secundarios! Y si quieres profundizar en esta milenaria medicina no dejes de consultar con Kiran, médico ayurveda.

Limpieza Yóguica de Kitcheree.

khichdi.jpgUna limpieza o detox kitcheree es un método ayurvédico ancestral que consiste en comer un plato kitcheri durante un tiempo determinado (de 5 a 40 días). Se puede acompañar con ensalada verde y yogurt así como comer fruta dos horas después de haber comido, pero ningún otro alimento. Esta dieta ofrece un alivio temporal para el sistema digestivo, y contribuye a la desintoxicación general, especialmente cuando se combina con hierbas. Las especias para la limpieza que se pueden añadir incluyen canela, orégano, azafrán, comino, cilantro, fenogreco, jengibre, hinojo, pimienta cayena, pimienta negra, clavo, perejil y romero.

Ver receta

 

 

 

 

Moussaka Vegetariana y propiedades de la berenjena

Las berenjenas son plantas procedentes de la India, donde fueron cultivadas hace mas de 4000 años. En ayurveda es un vegetal con bastante mala reputación, agrava Pita y Vata, y como las patatas y otros tubérculos, no se pueden comer crudas ni en exceso ya que contienen alcaloides que resultan tóxicos para la salud. Por tal motivo, es necesario comer la berenjena cocida y en ningún momento ingerir las hojas que resultan muy peligrosas.

Más allá de estas advertencias la berenjena tiene excelentes propiedades, constituye uno de los alimentos más adecuados para mejorar la circulación, es muy útil para bajar el colesterol y ayuda a prevenir la arteriosclerosis. Además, al comer esta fruta cuando ingerimos productos con grasas saturadas, como queso, leche, ricota y otros tantos, nos funciona como un “desengrasante” ya que no permite que los ácidos grasos saturados se depositen en las arterias. También aporta minerales, como fósforo e hierro, junto con calcio, sodio y potasio, y aunque su aporte vitamínico es pobre, encontraremos algunas vitaminas del grupo C,  A, B1 y B2.

Así que ya sabes, en cantidades moderadas es un gran aliado de la salud.

RECETA: Moussaka Vegetariana

Este es una especialidad culinaria griega con tres capas: una de papa, otra de  berenjena y la última de calabacín y luego se cubre con Salsa Bechamel.

La Moussaka se come tradicionalmente tibia o a temperatura ambiente y como muchos platos griegos este plato sabe mejor el día siguiente.

10341853_713367235420258_5195170928657437497_nIngredientes 4 porciones

  • 1/2 berenjena mediana
  • 1 calabacín mediano
  • Aceite de oliva
  • 1/2 cebolla grande picada
  • Ajo a gusto
  • 400gr tomates pelados y triturados
  • 1 cdta. de orégano seco
  • 2 cdta. de sal marina
  • 1 / 2 cdta. pimienta negra
  • 1/2 papa grande para hornear
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada (opcional).

Salsa Bechamel vegana

  • 1 / 2  taza  de aceite de oliva
  • 1 / 2 taza de harina cruda
  • 1 / 8 cdta. nuez moscada
  • 2 tazas de leche de soja
  • 1 cda. de maicena diluida en 1 / 2 taza de agua
  • 1 1 / 2 cdta de sal marina

Preparación

  1. Precaliente el horno a 190 C
  2. Corte la berenjena en láminas longitudinales  de 6 mm.
  3. Pongale sal a las rebanadas y déjelas  “sudar” el agua que contiene durante 10 o 20 minutos. Luego con un una servilleta trate de sacarle toda el agua que le queda a la berenjena.
  4. Corte el calabacín longitudinalmente en rebanadas de 6 mm y déjelo a un lado.
  5. Caliente aceite de oliva en una sartén y rehogue la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté transparente y ligeramente dorada.
  6. Añada los tomates triturados, el orégano, la sal y la pimienta.
  7. Cocine a fuego lento por 5 a 10 minutos.
  8. Engrase ligeramente el fondo de un bandeja de hornear
  9. Pele las papas y córtelas longitudinalmente en rebanadas de 6 mm.
  10. Comience a colocar las capas de la Mousaka.
  11. Primero coloque las papas  en rebanadas en el fondo de la bandeja de hornear  y  pongale por encima con una cuchara la tercera parte de la salsa de tomate.
  12. Encima de esto añada la capa de berenjena y una tercera parte de la salsa de tomate, las rodajas de calabacín y finalmente el resto de la salsa de tomate.
  13. Rocíe la superficie con aceite de oliva.
  14. Cubra con una tapa o papel de hornear y hornee por una hora y media.
  15. Retire del horno y quite la cubierta.
  16. Pongale la capa de albahaca y con una cuchara cúbrala con la salsa Bechamel vegana  y vuelva a ponerla en el horno durante otros 20 a 30 minutos, hasta que el tope esté dorado.
  17. Deje reposar media hora antes de cortar y servir.

Salsa Bechamel vegana
Caliente el aceite de oliva en una sartén y espolvorear con harina y la nuez moscada, revolviendo constantemente hasta que estén ligeramente dorados y surja un aroma de nuez . Agregue la leche de soja, mezcla la maicena y la sal, revuelva hasta que la mezcla comience a hervir y luego reduzca el fuego y siga revolviendo hasta que espese.