Auto-masaje Abhyanga

maxresdefault

El invierno es un tiempo de silencio, quietud y frío. Es cuando la naturaleza se pone a dormir y se prepara para la primavera. Hay quien atribuye el cambio de humor o de estado mental al clima. El Ayurveda ofrece algunos principios para entender estos cambios.

Nuestros doshas, o naturalezas responden a los cambios de estación. Las propiedades de tu dosha predominante, Vata, Kapha o Pitta se intensificarán según la estación. Así que necesitarás encontrar la manera de mitigar los efectos de las diferentes estaciones. Por eso es tan importante conocer tu dosha y cómo se ve afectado por los cambios de estación.

De Vata a Kapha: La estación de Vata va desde el Otoño hasta los meses más fríos del Invierno que es cuando se cambia a Kapha (por lo general, en los primeros meses del Invierno hay más rasgos de Vata y en los últimos meses se da más la energía de Kapha).

Algunos síntomas de que el Dosha Vata se altera y necesita equilibrio:

  • Sequedad en piel, ojos, cabello o heces
  • Sentimientos de ansiedad, temor o estrés severo
  • Fatiga junto a arranques de energía
  • Sueño ligero que se altera con facilidad
  • Sentimientos de agobio y de estar fuera de control

Algunos síntomas de que el dosha Kapha se altera y necesita equilibrio:

  • Depresión
  • Aumento de peso y retención de líquidos
  • Pereza
  • Sentimiento de posesión hacia personas o cosas
  • Sentirse implacable o resentido

Auto-masaje Abhyanga

Si eres como la mayoría de las personas, habrás visto en ti mismo estas características de desequilibrio de los doshas Vata y Kapha durante los inviernos.
Así que ¿cómo podemos combatir estos cambios de energía estacionales y asegurarnos una cálida estabilidad en el Invierno?

El aceite de sésamo te hace entrar en calor y es ideal para un auto masaje Abhyanga
Self-Abhyanga es la práctica de automasajearte con aceites para equilibrar tus doshas. Es una práctica fundamental en las enseñanzas ayurvédicas que te ayudará a pasar el invierno sin tensión, estrés o depresión. No sólo es un ejercicio relajante para mente y cuerpo, sino que también es una práctica estimulante y energizante que te preparará para rendir al máximo.

Sus tres principales son:

  • Nutre todo tu cuerpo disminuyendo los efectos del envejecimiento
  • Estimula los órganos internos y la circulación mejorando la eliminación de residuos
  • Favorece un sueño más profundo y reparador

Cómo hacer Self-Abhyanga:

a. Sitúate en un lugar  cálido  donde puedas sentarte cómodamente y sin interrupciones durante 15 o 20 minutos.
b. El siguiente paso es calentar el aceite que vas a usar para masajear tu cuerpo. Para comprobar la temperatura del aceite, sumerge el dedo índice y aplica un poco en la muñeca. Aunque hay aceites específicos para estimular y relajar cada dosha, el de jojoba funciona muy bien para los tres y es fácil de conseguir.
c. Realiza el masaje:
128913681. Cuero cabelludo: comienza por tomar un poco de aceite y frótalo con suaves movimientos circulares desde la coronilla hacia el exterior. Dedica unos minutos a masajear suavemente todo el cuero cabelludo.
2. Cara. Masajea las sienes, la línea de las mandíbulas, la frente y la barbilla con movimientos circulares suaves. Mueve tus dedos. de abajo hacia arriba en esta parte del cuerpo. Masajea también las orejas y los lóbulos de las orejas.
3. Pecho. Haz grandes movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj por toda el área del tórax.
4. Abdomen. Es importante realizar el masaje en la misma dirección que el intestino grueso. Debes hacerlo hacia arriba desde el lado derecho en un movimiento circular en el sentido de las agujas del reloj a través de la parte superior y hacia abajo en el lado izquierdo.
5. Extremidades. Haz amplios movimientos hacia abajo. Es importante estimular también las articulaciones, por lo que debes masajear codos y rodillas con pequeños movimientos suaves.
6. Pies. Los pies tienen propiedades curativas que pueden ser estimuladas a través del masaje. Así que finaliza con un minucioso y suave masaje de los empeines, las plantas y dedos de ambos pies.

Absorción. Al terminar, siéntate o recuéstate durante 5 o 10 minutos. Esto hará que el aceite llegue a las capas más profundas de la piel y que las tensiones se disipen por completo.
Ducha. Una vez acabada la relajación, date una ducha con agua caliente. No frotes tu cuerpo enérgicamente y no uses demasiado jabón. No se trata de eliminar por completo el aceite, solo el exceso. Ten esto en cuenta también al secarte y no te frotes demasiado con la toalla.

Siéntete más cómodo y feliz en invierno. Con el conocimiento y las herramientas adecuadas puedes transformar la depresión, el letargo y el estrés en relajación, rejuvenecimiento y energía. Siguiendo esta sencilla rutina de 2 a 4 veces por semana, obtendrás una cálida estabilidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s