El cerebro se regenera con el silencio.

En 2011, la oficina de turismo de Finlandia decidió realizar una campaña para promover el “silencio” que puedes adquirir si visitas este hermoso país. Junto a fotos de paisajes impresionantes utilizaron el eslogan “Silencio, por favor”.
Eva Kiviranta, responsable de redes sociales de VisitFinland.com, manifestó: “En lugar de decir que en realidad está vacío y muy tranquilo y que nadie habla de nada aqui, dedicimos decir, abracémoslo y hagamos que sea algo bueno”.
Finlandia puede estar en el buen camino. La mayoría de las personas estamos viviendo en grandes ciudades abarrotadas, ruidosas y molestas. Y , sin embargo, según la investigación, una adecuada cantidad de silencio es fundamental para nuestros cerebros.

¿Y cómo actúa el silencio  en el cerebro?
Un estudio de 2013 reveló que cuando los ratones fueron expuestos a dos horas de silencio al día, desarrollaron nuevas células cerebrales en el hipocampo. Esta es una región del cerebro asociada al aprendizaje, la emoción y la memoria. En otras palabras, el silencio puede casi literalmente agrandar el cerebro.
Según Chaim Potok, el silencio puede ser el mejor maestro: “He empezado a darme cuenta de que se puede escuchar el silencio y aprender de él. Tiene una cualidad y una dimensión propias”.

Durante el silencio, el cerebro analiza.
Un estudio de 2001 muestra que cuando el cerebro descansa, está constantemente asimilando y evaluando información. El estudió añade que cuando el cerebro está en reposo actúa como “un lugar de trabajo consciente”.
Cuando no nos distrae el ruido o la actividad, el silencio ayuda al cerebro a pensar en cosas profundas de una manera imaginativa.
Como Herman Melville escribió, “Todas las cosas profundas y las emociones que provocan son precedidas y asistidas por el silencio”.

El silencio reduce el estrés.
Un estudió demostró que los ambientes ruidosos conllevan niveles elevados de hormonas del estrés. Sin embargo, el silencio tiene el efecto contrario.
Si bien el ruido puede causar estrés y tensión, el silencio libera la tensión de la mente y el cuerpo. Está probado que el silencio es más relajante que la música “relajante”.
Confucio:El silencio es un amigo verdadero que nunca traiciona”.

El silencio puede restablecer nuestros recursos cognitivos.
Según la teoría de la restauración de atención, cuando estamos en un ambiente con bajos niveles de entradas sensoriales, el cerebro recupera algunas de sus habilidades cognitivas.
Como dijo Francis Bacon, “El silencio es el sueño que nutre la sabiduría”.

Si vives en una gran ciudad, tu cerebro puede estar anhelando silencio. Los cursos de silencio de El Arte de Vivir -residenciales de 3, 4 o 5 días- traen un profundo descanso y regeneran intelecto y mente.unnamed(1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s