Mensaje de año nuevo

3702244ca13bfd9c71923c6e9b8880e5.jpgde Sri Sri Ravi Shankar

Un hombre pobre celebra una vez al año. Un hombre rico celebra cada día. El hombre más rico de todos celebra cada momento. Tener confianza y fe en que todas tus necesidades serán cubiertas puede transformar cada momento en una celebración. Esto es lo que realmente es la prosperidad.

Da la bienvenida al Año Nuevo con una sonrisa genuina, que nazca de tu interior. Esto solo puede suceder cuando sabes que eres amado. La tierra te ama, por eso nos mantiene en pie por la fuerza de gravedad. El aire nos ama, por eso entra y sale de las fosas nasales a cada momento, incluso cuando estamos durmiendo. La divinidad nos ama a todos muy profundamente.

Si no somos conscientes de que somos amados, no podremos celebrar la vida. Esto nos produce inseguridad, que a su vez conduce a la codicia, al egoísmo, a la ira, a la lujuria, a la tristeza y a todo tipo de emociones negativas en cadena.

En el último año, ¿cuántos días fuiste desapasionado y estuviste centrado en el Ser? ¿Cuántos días has pasado luchando, atrapado en eventos y situaciones que pasaron? Cuántas veces has sido amable y compasivo con las personas que te rodean? Mira atrás y recuerda todo año pasado y no rechaces nada de lo que ha pasado. Al mismo tiempo, permite que la atención esté en el Ser, es un equilibrio muy delicado, eso es yoga, eso es la espiritualidad.

Algunas personas piensan que la espiritualidad es estar en silencio, mientras que otros piensan que es celebrar. En realidad es una armoniosa combinación de silencio externo y celebración interna. Solo la celebración que nace del silencio tiene profundidad y es real.

Toda excusa para celebrar es buena. La celebración no es ir de fiesta, es recordar que somos sabiduría y que la vida es sagrada. La celebración no es solo del cuerpo y la mente, sino es la naturaleza del espíritu. Por eso toda celebración tiene que tener silencio, sin este no tiene profundidad y está incompleta.

Cuando vives por el bien del mundo, el mundo es afortunado. Deja que el mundo celebre tu presencia, deja que el tiempo celebre tu presencia; y continúa sonriendo. Cuando dejamos que el tiempo nos celebre, nos convertimos en testigos en medio de la celebración. El corazón siempre anhela lo viejo, la mente lo nuevo. La vida es una combinación de ambos.

Deja espacio para que la creatividad surja. El año pasado nos ha enseñado muchas lecciones sobre qué hacer y no hacer. Cada dolor nos ha hecho un poco más profundos. Toda alegría y placer que experimentamos nos dieron una nueva visión de la vida y la esperanza para el futuro. Toma el compromiso de crear una sociedad libre de violencia y de estrés.

¡Que tu vida se llene de paz, alegría y felicidad!

¡Feliz año nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s