Alivia el dolor con yoga y meditación

Se estima que el dolor crónico afecta a una de cada tres personas en los Estados Unidos, más que el cáncer, las dolencias cardíacas y la diabetes juntos.

Según las investigadoras de la Universidad de Stanford, Beth Damall (profesora asociada  en la división de medicina del dolor) y Emma Seppala (directora del Centro de Investigación de la Compasión y el Altruismo) es suficiente para preguntarnos si hay un modo de aliviar el dolor, a nosotros mismos y a nuestros seres queridos, con seguridad y eficacia sin hacernos demasiado dependientes de los fármacos.

La mayoría de las personas, incluidos los médicos piensa en el dolor como un síntoma físico, pero la ciencia revela que las emociones juegan un gran papel. Cuando el dolor se trata exclusivamente con medicamentos, se atiende solamente a una parte del problema.  La investigación científica muestra que el alivio es más efectivo cuando lo diriges al cuerpo y a la mente.
¿Por qué es tan importante el papel de la mente? Estamos programados para reaccionar ante el dolor como si fuera una amenaza potencial para nuestra supervivencia  (por ejemplo, escapar del ataque de un perro). La ventaja del dolor agudo es que nos motiva a hacer algo al respecto, como escapar, y que pueda ayudarnos a sobrevivir. Pero el dolor duradero, crónico, no es de utilidad para la supervivencia. A fin de cuentas, no se puede huir de un dolor de espalda. La alarma que produce el dolor se convierte en una falsa alarma que desencadena una respuesta al estrés: respiración y ritmo cardíaco más rápidos, pensamientos acelerados y emociones negativas. Irónicamente estos nos pueden conducir a un dolor aún mayor.

Los tratamientos dirigidos a la mente, y no sólo al cuerpo, son profundamente estimulantes: puedes aprender a calmar tu propio sistema nervioso, alejar el cerebro del dolor y proporcionarte atenciones autorrelajantes. Estas herramientas pueden ser incluso más efectivas que los medicamentos, sin ninguno de los riesgos o efectos secundarios perjudiciales para la salud.

Aquí te mostramos algunas técnicas que puedes probar ahora mismo.

La relajación
Se ha demostrado científicamente que la relajación de la mente contrarresta los efectos fisiológicos del dolor y el estrés.
Profundos ejercicios de respiración, basados en el yoga, son técnicas de relajación antiguas que apaciguan el sistema nervioso. La investigación muestra que podemos reducir rápidamente la presión arterial, el ritmo cardíaco  y la tensión muscular  y aumentar el flujo sanguíneo a través del sencillo acto de respirar. Cuando experimentamos emociones negativas, dolor o estrés el ritmo de la respiración se tensa y se vuelve más rápido y superficial. Al cambiar la respiración, puedes cambiar el estado de la mente y cómo te sientes. La investigación realizada a los veteranos de Irak y Afganistán con traumas de combate muestra que una semana de prácticas de respiración intensiva (Sudarshan Kriya) normalizó la ansiedad crónica e intensa y que los beneficios se mantenían durante un mes e incluso un año más tarde.
El Happiness Program, que imparte la Fundación El Arte de Vivir, ofrece programas de respiración, incluido el Sudarshan Kriya.

La meditación
La meditación es otra forma de activar la respuesta de relajación. Meditar regularmente puede reducir la actividad del cerebro en las regiones del dolor a la vez que aumenta la actividad en la zona del cerebro que ayuda a calmar las emociones negativas. La investigación realizada en la Universidad de Stanford sobre la meditación de la compasión demostró que redujo las emociones negativas y el dolor crónico.

La conexión social
La investigación sobre el dolor confirma que el amor es analgésico. El dolor se siente menos intenso en presencia de los seres queridos. Tales hallazgos subrayan la importancia para la salud y el bienestar de cultivar conexiones sociales positivas. Un estudio reciente muestra que al sujetar la mano del  que sufre dolor, los ritmos cardíacos y la respiración se sincronizan y el dolor decrece.
Es común que, con el tiempo, las personas con dolor se aislen socialmente. El aislamiento social conduce a un bajo estado de ánimo y a un aumento del dolor.

Terapia Conductual Cognitiva para el dolor crónico (TCC)
Es un tratamiento basado en las habilidades que educa a las personas sobre cómo sus pensamientos, emociones y estrés se relacionan con el dolor y les da herramientas para mejorarlo. Estos resultados conducen a cambios visibles en la función y la estructura del cerebro y estos cambios están vinculados al alivio del dolor por parte del paciente.

Otros métodos para reducir el dolor ( sin analgésicos)

Muévete: el movimiento es una excelente medicina contra el dolor. Hay que asegurarse que las metas sean las correctas para el cuerpo que tenemos hoy y no el que teníamos antes. El movimiento ayuda a mejorar el estado de ánimo y el sueño, y ambos reducen el dolor.

Haz que el sueño sea una prioridad: el sueño deficiente conlleva un mayor dolor al día siguiente.  Para mejorar el sueño,  acuéstate todos los días a la misma hora, apaga los aparatos electrónicos 2 horas antes de acostarte para reducir la exposición a la luz azul, no tomes cafeína después del mediodía, realiza actividades relajantes antes de dormir como leer, meditar o tomar un baño.

Si quieres experimentar relajación a través del cuerpo, relajación y meditación, acude al taller de yoga y meditación

Cuándo: Domingo 12 de Noviembre a las 11:30

Dónde: C/Eugenio 5 (local) Metro Plaza de Castilla

Precio: gratuito (se necesita inscripción por aforo limitado)

Info/inscripciones: info@elartedevivir.es

Captura de pantalla 2017-10-27 a las 10.21.58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s