La meditación cambia el cerebro (Artículo publicado por el Hospital General de Massachusetts)

1004621_467111646712486_897845751_n

Participar en un programa de meditación con una duración de 8 semanas provoca cambios mensurables en regiones del cerebro asociadas con la memoria, el sentido de uno mismo, la empatía y el estrés. 

Estas fueron las conclusiones de un estudio realizado por un equipo de médicos del Hospital General de Massachusetts (MGH) que aparecerá publicado en la edición del 30 de enero del Psychiatry Research: Neuroimagen. Los investigadores informan que este estudio es el primero en documentar los cambios producidos, al meditar durante cierto tiempo, en la materia gris del cerebro .

A pesar de que la práctica de la meditación está asociada a una sensación de tranquilidad y relajación física, los médicos han afirmado durante mucho tiempo que la meditación también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día“, dice Sara Lazar, PhD, del Programa de Investigación de Psiquiatría MGH Neuroimagen, el autor principal del estudio. Este estudio demuestra que los cambios en la estructura del cerebro pueden ser la base de algunas de estas mejoras reportadas.”

Estudios previos del grupo de Lazar y otros encontraron observaban un engrosamiento de la corteza cerebral en áreas asociadas con la atención y la integración emocional en personas con experiencia en la meditación. Pero esas investigaciones no pudieron documentar que esas diferencias se produjeran en realidad por la meditación.

Este estudio se realizó en la Universidad de Massachusetts. Los participantes debieron asistir durante 8 semanas a reuniones semanales que incluían la práctica de meditación guiada en grupo y se les entregó material para poder realizarlas también en sus casas. A los participantes se les realizaron Resonancias Magnéticas del cerebro 2 semanas antes del estudio, durante el mismo y dos semanas luego. Las mismas pruebas fueron realizadas en un grupo control de no meditadores en el mismo lapso de tiempo.

Los participantes del programa informaron dedicar un promedio de 27 minutos a meditar cada día. En este período sus respuestas a un cuestionario de la atención plena indicaron mejoras significativas en comparación con las respuestas antes de comenzar a meditar.

El análisis de las imágenes de RM, que se centró en las áreas donde se observaron diferencias en los cerebros de personas que realizaban meditación en estudios anteriores, encontró aumento de la densidad de materia gris en el hipocampo, conocido por ser importante para el aprendizaje y la memoria, y en estructuras asociadas a la autoconciencia, la compasión y la introspección. Los participantes también expresaron experimentar reducción en los niveles de estrés, lo que también se estudió en las RM, encontrándose en los análisis una menor densidad de materia gris en la amígdala, que se sabe que juega un papel importante en la ansiedad y el estrés. A pesar de que ningún cambio se observó en una estructura asociada a la conciencia de sí mismo, llama la ínsula, que había sido identificada en estudios anteriores, los autores sugieren que la práctica de la meditación a más largo plazo podría producir cambios en esa área. Ninguno de estos cambios se observaron en el grupo de control, lo que indica que estos cambios no son simplemente el resultado del paso del tiempo.

Es fascinante ver la plasticidad del cerebro y que, mediante la práctica de la meditación, podemos jugar un papel activo en el cambio del cerebro y puede aumentar nuestro bienestar y calidad de vida.” dice Britta Hölzel, PhD, primer autor del trabajo e investigador en el MGH y la Universidad de Giessen en Alemania. Otros estudios realizados en diferentes poblaciones de pacientes han demostrado que la meditación puede hacer mejoras significativas en una variedad de síntomas, y ahora estamos investigando los mecanismos subyacentes en el cerebro que facilitan este cambio.”

Amishi Jha, PhD, un neurocientífico de la Universidad de Miami que investiga los efectos del estrés en los niveles de atención, dice, Estos resultados arrojan luz sobre los mecanismos de acción de la meditación. Ellos demuestran que la experiencia en primera persona de estrés no sólo puede reducirse con un programa de entrenamiento de la mente de 8 semanas, pero que este cambio experiencial se corresponde con los cambios estructurales en la amígdala, un hallazgo que abre las puertas a muchas posibilidades para futuras investigaciones sobre el potencial de la meditación para proteger contra trastornos relacionados con el estrés, como el trastorno de estrés post-traumático . Jha no era uno de los investigadores del estudio.

James Carmody, PhD, del Centro para la Atención de la Universidad de Massachusetts Medical School, es uno de los co-autores del estudio, que fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, la British Broadcasting Company, y el Instituto Mente y Vida.

Para meditaciones guiadas: Aquí
(Simplemente siéntate cómodamente con los ojos cerrados y haz click en el vídeo con la meditación guiada)

Fuente del artículo:

Material puesto a disposición por el Massachusetts General Hospital.


Referencias:

  1. Britta K. Hölzel, James Carmody, Mark Vangel, Christina Congleton, Sita M. Yerramsetti, Tim Gard, Sara W. Lazar. Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density. Psychiatry Research: Neuroimaging, 2011; 191 (1): 36 DOI: 10.1016/j.pscychresns.2010.08.006

4 comentarios en “La meditación cambia el cerebro (Artículo publicado por el Hospital General de Massachusetts)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s