15 beneficios del maní (incluye receta de Pad Thai)

images Es una rica fuente de energía: contiene vitaminas, minerales y antioxidantes

Reducir el colesterol: reduce el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno.

Propicia el crecimiento: gracias a los aminoácidos que contiene

Reduce el riesgo de cáncer de estómago: el ácido p-cumárico tiene la capacidad de reducir el riesgo de cáncer de estómago mediante la reducción de las producciones de nitroso-aminas carcinogénicas.

Reduce el riesgo de enfermedades del corazón, enfermedades de los nervios, Alzheimer, y las infecciones: el resveratrol presente en los cacahuetes previene las enfermedades del corazón, cáncer, enfermedades nerviosas y las infecciones virales o fúngicas de manera eficiente.

Previene un accidente cerebrovascular: el resveratrol en el maní evita golpes del corazón mediante el aumento de la producción de óxido nítrico.

Antioxidantes: el maní contiene antioxidantes en altas concentraciones, éstos reducen el daño causado por los radicales libres producidos en el cuerpo.

Protege la piel: la vitamina E en los cacahuetes ayuda en el mantenimiento de la integridad de las células de la membrana mucosa y la piel.

Es un multivitamínico natural: contiene vitaminas como la niacina, riboflavina, tiamina, vitamina B6, vitamina B9, ácido pantoténico y otros más.

Es una buena fuente de minerales: potasio, manganeso, cobre, calcio, magnesio, hierro, selenio y zinc son algunos de los minerales presentes en los cacahuetes.

Reduce el riesgo de cálculo biliar: sólo una onza de maní o dos cucharadas de mantequilla de maní a la semana puede salvar de cálculos biliares o de la vesícula biliar con un 25% de riesgo reducido.

Reduce el riesgo de cáncer de colon: el maní puede reducir el cáncer de colon, especialmente en las mujeres. Comer por lo menos 2 cucharas de mantequilla de maní dos veces a la semana puede reducir el riesgo de cáncer de colon en las mujeres por hasta 58% y en los hombres por hasta 27%.

Mejora la fertilidad: si se toma antes y durante el embarazo, el ácido fólico contenido en el maní reduce el riesgo de un bebé de nacer con graves defectos del tubo neural, reduciendo el riesgo hasta un 70%.

Regula el azúcar en la sangre: el manganeso que posee el maní ayuda a la absorción del calcio, a metabolizar mejor las grasas y los hidratos de carbono, regulando el nivel de azúcar en la sangre.

Combate la depresión: los niveles bajos de serotonina conduce a la depresión. El triptófano en el maní aumenta la liberación de esta sustancia química y por lo tanto ayuda a combatir la depresión.

Y con todos estos datos una de mis recetas favoritas con maní: Pad Thai

IMG_0460Ingredientes:

Para la salsa de tamarindo:

  • 90 ml de tamarindo concentrado
  • 125 ml de agua
  • 120 g de azúcar de palma
  • salsa de soja a gusto (aprox. 1/2 taza)

Para el pad thai:

  • 300 g de tallarines de arroz
  • 50 g de tallos verdes de cebolletas chinas
  • 65 g de chalotas troceadas y una pizca de sal gorda
  • 180 g de tofu duro
  • Aceite vegetal para freír
  • 60 g de rábano chino y una cucharada de sal
  • Aceite vegetal
  • 25 g de níscalos
  • 2 pizcas de chile en polvo
  • 100 g de brotes de soja
  • 2 huevos batidos

Para la guarnición:

  • 20 hojas de cilantro troceadas
  • Un puñado de brotes de soja
  • 4 cucharadas de cacahuetes picados
  • 2 cucharadas de azúcar de palma rallada
  • Cebollinos para decorar
  • 2 lima cortada en cuartos
  • Chile en polvo

Elaboración:

  • Rallamos el azúcar de palma (se puede reemplazar por azúcar morena) y lo echamos junto con el  tamarindo concentrado, el agua, el azúcar y la salsa de soja. Llevamos todo a ebullición, hasta obtener la consistencia de un jarabe (remover continuamente).
  • Hervimos los tallarines hasta que tengan la consistencia deseada. Los reservamos en agua fría para detener la cocción.
  • Cortamos los tallos en bastones de no más de dos centímetros de largo y los reservamos.
  • Picamos las chalotas bien finas.
  • Limpiamos los níscalos y los cortamos en pequeños cuadraditos.
  • Cortamos el tofu en dados pequeños y calentamos suficiente aceite en un wok. Freímos los dados hasta que estén dorados y los retiramos. Los reservamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  • Rallamos el rábano chino y lo rociamos con la sal, lo mezclamos y lo estrujamos con cuidado. Lo pasamos por agua para eliminar el exceso de sal y lo escurrimos bien.
  • En un wok muy caliente añadimos un par de cucharadas de aceite vegetal
  • Rehogamos un poco las chalotas. Agregamos los níscalos, el tofu frito y el rábano rallado y mezclamos todo rápidamente.
  • Escurrimos bien los tallarines y los agregamos al wok. Salteamos durante un minuto aproximadamente.
  • Añadimos la salsa de tamarindo y el chile en polvo y salteamos otro minuto  más.
  • Echamos la cebolleta y los brotes de soja. Mezclamos todo con cuidado y cargamos a un lado del wok toda la preparación. Si vemos que el wok está seco podemos añadir un poco más de aceite.
  • Vertemos los huevos batidos en el wok y hacemos un revuelto con ayuda de unos palillos chinos o una cuchara de madera. Mezclamos todo con cuidado una vez que se haya cuajado el huevo.
  • Decoramos con hojas de cilantro frescas, brotes de soja, cacahuetes troceados, cebollinos y una rodaja de lima. Servimos inmediatamente y lo acompañamos con todos los ingredientes de la guarnición servidos en pequeños cuencos para que cada comensal se sirva a su gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s