¿Cómo manejar el sentimiento de culpa?

foto Bea CarasSi en algún momento alguien te acusa o te culpa de algo te sientes mal, sin embargo cuando la acusación se repite con frecuencia y repetidamente te dicen lo mismo, te acostumbras rápidamente y ya no le prestas atención a la acusación.
Así que no te preocupes tanto por las cosas en general. Siempre va a haber alguien que no esté feliz con algo tuyo, aunque seas hermosa y hagas todo bien o no. Y si alguien te culpa constantemente por algo, no te preocupes, ¡acostúmbrate! tiene más que ver con esa persona que contigo.
Cuando las madres regañan constantemente a sus hijos, los niños dejan de preocuparse por lo que su madre está diciendo y ya casi no les afecta, porque saben que van a continuar el mismo comportamiento.
Te afecta mucho más cuando una persona que nunca se queja, de repente, se queja de ti. Cuando alguien que nunca es grosero de repente se vuelve desagradable, te molesta y te preocupa mucho más, ¿no es así?
La culpa viene si eternizas un problema, o porque que no ves tu capacidad de hacerle frente a lo que esté sucediendo. Tú tienes capacidad para hacer frente a casi todos los problemas. Estos son los únicos motivos por los que te sientes mal.
Sabiendo esto, maneja hábilmente estas situaciones, ¡no eternices las cosas!
Como dice Sri Sri Ravi Shankar, el fundador de El Arte de Vivir “Todos tenemos derecho a ser un poco imperfectos. Debes aceptar las imperfecciones de los otros y tus propias imperfecciones también. Si dejas margen para errores e imperfecciones de otros, serás más feliz.”
Cuando no aceptas las imperfecciones de otros te enojas. Y cuando no aceptas tus propias imperfecciones te sientes culpable y entonces te enojas contigo mismo. Ambas situaciones no son saludables ni agradables para ti.
Es necesario dejar un poco de espacio en la vida para las imperfecciones que son naturales y seguir avanzando. No te quedes estancado en el pasado…con lo que ocurrió. ¡Déjalo ir!
Aparte de esto hay algo que deberías saber. La mente es muy sutil y no la podemos manejar con la mente. Uno no puede por fuerza olvidarse y no puede dejar de ser celosa a la fuerza.
Lo que puedes hacer es usar una herramienta natural que domina maneja y dirige la mente : tu propia respiración. La respiración es el remedio más barato del mercado y la mejor forma de eliminar culpas, miedos, celos y todo esto que la mente atraviesa y nos deja impotentes y decaídos. En pocos días puedes aprender un programa de respiración que te permite vivir mejor.

Extracto de una conferencia de Beatriz V. Goyoaga
Este mes, Beatriz, está en Madrid. No te pierdas de participar de sus conferencias, oír su conocimiento y poder hacerle preguntas.

Sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s