Descubriendo los cereales. Segunda parte: Quinoa, burgol, avena, centeno, Mijo, cebada… Incluye recetario con más de 50 recetas

Los cereales que estamos acostumbrados a comer en los desayunos, son ricos en muchos nutrientes que nuestro cuerpo necesita para que pueda desarrollar las funciones. Hay una gran cantidad de cereales y deberemos saber elegir cuál es el que mejor nos va en cualquier caso. Por ejemplo, para los niños es muy importante que tengamos los cereales específicamente hechos para ellos.

Estos son ricos en hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Los hidratos de carbono son indispensables en la alimentación de los niños, ya que estos les ofrecen la energía necesaria para aguantar todo el día.  Los minerales, como pueden ser el hierro, el zinc o el selenio, entre otros muchos más, ayudan al desarrollo cognitivo de los niños, ayudándoles a rendir mejor en la escuela. Por último, las vitaminas, les ayudan a no enfermar tanto, a tener energía, a desarrollarse mejor y a crecer sanos.

Todos estamos familiarizados con el trigo y el arroz, pero hay muchos otros cereales que pueden consumirse en exquisitas recetas y tienen aun más propiedades beneficiosas para la salud.

UnknownAvena
– Es el cereal con mayor contenido protéico (14 g / 100 g)
– Contiene también magnesio (150 mg / 100 g), calcio, fósforo y hierro, vitaminas del grupo B y algo de vitamina E.
– Es rica en ácidos insaturados.
– Su fibra soluble ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.
– Es muy nutritiva y de fácil digestión.
– Sus hidratos de carbono se absorben lentamente por lo que sacia y es enérgetica durante horas después de consumirla.
– En la cocina se suele empleas en copos que se cuecen durante unos 15 minutos o se emplean como relleno de croquetas o “hamburguesas” vegetales. También se comercializan los copos de avena inflados y tostados para el desayuno. La harina suele emplearse para hacer papillas para niños a partir del 8o mes (al contener gluten) y mezclada con harina de trigo para bollería. También se puede encontrar avena en grano aunque requiere una larga cocción.

Unknown-1Cebada
– Tiene una composición nutricional similar a la del trigo, aunque con menos hidratos y gluten, y más fibra y proteínas.
– Igualmente destaca la presencia de vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, el hierro, el potasio y el zinc.
– Posee una acción calcificante muy importante durante el crecimiento.
– Protege la mucosa intestinal por lo que ayuda cuando existen problemas digestivos. – Con la cebada se prepara la cerveza y la malta (sustitutivo del café). Se cocina en forma de copos, en leche o caldos vegetales.

imagesCenteno
– Su composición nutricional se asemeja a la del trigo pero contiene menos gluten y más fibra.
– Rico en vitaminas del grupo B, algo de vitamina E y minerales (fósforo, magensio, hierro, zinc y selenio)
– Rico en proteínas.
– Mejora los problemas de estreñimiento.
– Va bien para preparar panes y galletas que resultan menos esponjosas que las de trigo al tener menos gluten. También se vende en copos para cocer o incorporar a guisos de verduras así como en mueslis y papillas infantiles.

images-1Maíz
– No contiene gluten por lo que es básico en la alimentación de las personas celíacas.
– Es uno de los primeros cereales que pueden consumir los niños.
– Los granos suelen utilizarse para preparar palomitas. Hacerlas en casa, con un poquito de aceite de oliva y así serán al 100% sanas y nutritivas.
– Para los desayunos se encuentran los famosos corn-flakes.
– La harina espesa sopas, salsas, se usa en rebozados y, combinada con la de trigo, se emplea en la elaboración de repostería. Con la sémola se prepara la exquisita polenta.
– Las tortitas de maíz que se encuentran en los herbolarios son deliciosas

images-2Mijo
– Es rico en proteínas y minerales (fósforo, hierro, magnesio y calcio) También contiene silicio, mineral básico para la piel, el cabello, las uñas y los dientes.
– Se comercializa pelado, se cuece durante unos 20 minutos y queda delicioso con verduras, incluso como sustituto del arroz (tuve la oportunidad de probar una “paella” de mijo y está buenísimo)
– No contiene gluten por lo que es apto para celíacos.

Unknown-2Quinoa
– Aunque no es un cereal se consume como tal. Crece a muchos metros de altitud, en el altiplano andino de América del Sur, su cultivo es totalmente orgánico y para los indígenas es el alimento base.
– Está considerada un “súpercereal” por su elevado contenido protéico, similar al de la carne pero sin las conocidas desventajas de ésta, y su alto valor calórico.
– No contiene gluten.
– Es una excelente fuente de hiero.
– Puede cocinarse de forma similar al arroz calculando 2 medidas de agua por una de quinoa. Lo mejor es combinarla con verduras o en sopas, croquetas y pasteles. También podéis encontrar quinoa hinchada para el desayuno, de sabor tostado y pequeño tamaño.

trigo sarraceno_propiedades

Trigo sarraceno
– Conocido también como alforfón o trigo negro y originario de Asia Central.
– Rico en rutina, un flavonoide que refuerza los capilares sanguíneos.
– Con su harina se preparan los blínis rusos y los fideos japoneses. No contiene glúten. – En herbolarios ya se comercializa pasta italiana a la piedra como espaghettis y fusillis.

semillas-amaranto-recetas_1_1048222Amaranto
El amaranto también conocido como kiwicha, proviene del centro y sur de América. No es estrictamente un cereal, se sabe de el que fue un grano sagrado de ciertas culturas de este continente. Siempre ha formado parte de la alimentación entre los pobladores de las zonas altas de estos países por sus cualidades potenciadoras de la energía física y la resistencia. Hace menos de dos décadas fue redescubierta internacionalmente, por lo que desde entonces es muy demandada por los turistas y se utiliza en tratamientos contra el cansancio.
Su sabor es un poco dulce y picante y suele utilizarse en repostería y panadería. Se recomienda también para acompañar ensaladas y frutas.
Tiene un valor proteico similar al de la carne, por lo que funciona como uno de los principales sustitutivos. Además del grano se pueden consumir sus hojas como otra verdura.
Tiene altos contenidos de hierro, vitamina C, fósforo y calcio. Sus granos contienen más de la mitad de proteínas que otros cereales más populares. El amaranto es rico en vitaminas A, B1, B2 y C, así como en calcio, cobre, magnesio, fósforo y hierro. Tiene sabor a nuez y se puede usar en grano entero ( ej. muesli) o molido en forma de harina. Apenas tiene gluten y en panificación ha de mezclarse con harina de trigo o de espelta.

Para ver el recetario con más de 50 exquisitas recetas con cereales haz click aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s