¿Cómo disfrutar más y mejor en estas fiestas?

Esta lista de cinco consejos pueden sumar un destello de entusiasmo a tu celebración. Haz que estas Fiestas se vuelvan tu mejor amigo, y encuéntrate disfrutándolas más y mejor.

206693_447398775314290_1427824696_n

Ya llega la Navidad, las campanas que suenan, las coloridas decoraciones, las luces brillantes, el árbol de Navidad adornado como una novia, una fiesta suntuosa compartida con las personas queridas, el intercambio de regalos y, lo mejor de todo el Año Nuevo y Reyes no están lejos tampoco ¿No es excitante planear y prepararse para todo esto?

Pero muchas veces, el entusiasmo es difícil de manejar y esa misma cena y regalos pueden ser un motivo de estrés. No permitas que nada te impida disfrutar del momento. La meditación puede ayudarte a disfrutar las Fiestas al máximo.

#1: Un anfitrión relajado es un mejor anfitrión
La Navidad y el Año Nuevo son ocasiones para encontrarse con las personas queridas, con algunas, después de largo tiempo. Obviamente, tú quieres que todo salga bien, que las cosas que preparas sean lo mejor de la gran fiesta, y que tus huéspedes se sientan cómodos. Es natural que te liberes del estrés considerando esto: ¿cómo disfrutarás el día que tanto has preparado a menos que te relajes? Unos pocos minutos de relajación ayudarán. Aportarán un descanso tan profundo a tu mente y a tu cuerpo, que estarás fresca para recibir a tus huéspedes, y para disfrutar con ellos momentos de calidad.

#2: Muestra tu lado creativo
Haciendo una torta con forma de Santa, o decorando el árbol de Navidad de modo diferente, es el momento de lucir tu creatividad con amigos y familia. Deja que vengan y sorpréndelos con tu brillo. Cuando meditas regularmente, la creatividad surge naturalmente ¡Te ayuda a descubrir facetas desconocidas que ni siquiera sabías que existían!

#3: Festeja y sé feliz
El tiempo de las Fiestas se merece un permiso especial para darse el gusto con los dulces, los chocolates y toda clase de exquisiteces. Después de todo, es sólo una vez por año. De acuerdo. Pero algunas veces, lo que sigue después de las Fiestas se convierte el algo no favorable para nuestra salud. Algunos aumentan de peso, mientras otros terminan con un problema de estómago. Entonces, ¿es prevenir mejor que curar? Con la práctica regular de la meditación, logras mayor consciencia respecto de tus hábitos alimenticios, de modo que es más fácil controlar qué comes y cuánto. Esta consciencia puede ser de gran ayuda durante las Fiestas.
Al mismo tiempo, ¿te has dado cuenta de cómo somos propensos a comer de más cuando estamos estresados? La meditación puede encargarse de esto: disminuyendo el estrés que se acumula profundamente en el sistema. A menor estrés, menor tendencia a comer demasiado o a darse un atracón de comida chatarra.

#4 : Preséntate como naturalmente eres
Habrá mucha gente a quien atender en esta época – algunos conocidos, otros no. Con los primeros, puedes ser como eres usualmente, pero es con los otros con los que tratas de ser presumido y agradable. La meditación te restituye la naturalidad de modo que puedas ser tú mismo no sólo con tus seres queridos, ¡sino con todos los demás en tu fiesta! La meditación diaria te acerca más y más a cómo eres en tu interior – inocente, alegre y amable. Revela la personalidad oculta en ti.

Captura#5: Recuerda por qué celebras la Navidad
El verdadero espíritu de las Fiestas está en dar, en sentirse agradecido por lo que tenemos, y compasivos con aquellos que no tienen lo suficiente. Recuerda que se celebra en Navidad- cuando envuelvas los paquetes para los que amas, considera realizar donaciones de caridad; cuando prepares esa tarta de ciruelas que hace agua la boca, recuerda a los pobres niños de la calle y guarda un poco para compartir con ellos; y cuando escribas tu lista de regalos a los Reyes Magos, asegúrate de pedir algo también para los que necesitan.
Meditando regularmente, este sentimiento de servicio por la sociedad llega naturalmente. La meditación te llena de gratitud y contentamiento, de modo que te sientes feliz por lo que tienes y, al mismo tiempo, sientes un deseo natural de compartir lo que está en tu plato. Y mientras más compartes, más aumenta, ¿no es cierto?
Mantén el corazón abierto este año, y siente que la alegría te invade, a medida que tú te iluminas de satisfacción por poner una sonrisa en el rostro de otros ¡Que tengas muy Felices Fiestas!

Inspirado en las charlas de sabiduría de Sri Sri Ravi Shankar
Basado en notas de Priya darshini Hariram, Instructor de Meditación Sahaj Samadhi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s