Luna llena del mes de leo

imgresCada Luna Llena es una invitación a hacer un viaje hacia el cielo para ir hacia dentro de uno mismo y conectar más profundamente con nuestra sabiduría profunda. En este caso, en el mes de Leo, podemos decir que es un viaje hacia el centro del corazón.
Este es un momento del año para preguntarnos cuán abiertos estamos al Amor y cuánto nos permitimos estar enamorados. Revisar qué espacio de nuestra agenda ocupan las citas, los romances, los encuentros amorosos intensos bajo la luz de las velas…
Es una etapa para hacer foco en proyectos creativos que apuntan a la realización personal, buscando ser reconocidos en nuestro yo más auténtico, sin quedarnos pegados al ego.
Es un tiempo para reconectar con el entusiasmo, con el dar alegría, con la generosidad; con el animar a otros y liderarlos en proyectos dirigidos hacia causas humanitarias y sociales.
Es momento para volver a conectar con los juegos, el placer, la diversión y la celebración, encendiendo el fuego de la pasión.
Es época de volver a aquellas prácticas que nos ubican en nuestro centro, que nos otorgan seguridad en nosotros mismos y que nos permiten una potente expresión individual.
Es tiempo para meditar en nuestras capacidades de liderazgo, de sostener el enfoque centrado y la fuerza de propósito. Tiempo para desplegar nuestra capacidad de resolución, enfrentando los problemas con el coraje, la valentía y la dignidad de un león…
Momento para darnos cuenta que donde está nuestro corazón, está nuestra realización y nuestra posibilidad de brillar.

En esta Luna Llena podemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Estoy enamorado de la Vida? ¿Cuánto Amor soy capaz de dar?
¿Cuán conectado estoy con mi Niño interior y con el Artista creativo que todos llevamos dentro?
¿Estoy abierto a la magia y a la seducción?
¿Cuál es mi nota particular y única dentro de la sinfonía del universo?
¿Me doy permiso para que mi corazón vuelva a latir, arriesgando y saltando hacia la emoción de lo desconocido con coraje?
¿Cuán espontáneo y sincero soy? ¿Soy leal a mí mismo?
¿Qué distancia interna hay entre lo que muestro y lo que soy, entre lo que siento y lo que expreso?
¿Cuánta consciencia tengo de mí: de mis emociones y de mis actos?
¿Mi ego me protege o me distancia? ¿Me brindo a los demás?
¿Puedo establecer redes de amistad? ¿Promuevo la igualdad?
¿Soy tolerante ante la diversidad?
¿Puedo brillar como un sol y dejar que los otros soles también brillen?

Como todos los meses agradecemos este artículo a Patricia Olmo, 
astróloga e instructora de la Fundación el Arte de Vivir

Ir al blog de Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s